Alguien tenía que decirlo: Sauron tenía razón

Si la guerra es una continuación de la política por otros medios, la política el arte de de gobernar y el gobierno la habilidad de distribuir los recursos de los que se dispone de forma eficiente, la guerra no es sino la consecuencia de una insufiencia de recursos o de una mala administración de estos. Tomaros un tiempo para releer la frase y continuad cuando la hayáis entendido, es importante. Si no lo hacéis, Dios matará a un gatito.


Este gatito

Hay quienes pondrán en entredicho mi derecho y criterio a la hora de aplicar las ideas de Clausewitz al arte de la guerra en la Tierra Media. Pero, en mi papel de mayor fan autodeclarado del prusiano, creo sinceramente que Clausewitz es como Maquiavelo o Freud con el día marcial, esto es, todo lo puede y todo lo explica – además de ser, en muchos aspectos, mejor que el porno.


Playboy Magazine, circa 1830

Bien, teniendo en cuenta que Sauron es el heraldo semi-divino de Morgoth, hermano directo de Eru Iluvatar – aka dios de dioses y creador del Mundo –, que tiene unos seis mil años de experiencia laboral y que es el inventor de los anillos de poder, creo poder asumir con cierta tranquilidad que no es del todo estúpido. Con ese currículum está muchísimo más capacitado para dirigir un país que Leire Pajín, que bajo su reinado no pasaría de panadera hobbit. Luego, la Guerra del Anillo no se debe a una mala gestión de recursos por parte de Mordor, sino a lo otro.

Hechos comprobados: Mordor es una llanura esteril, de donde emanan gases tóxicos, con una gran volcán activo en el centro. Todo el país es una gran extensión de cenizas, polvo y rocas. Todo su territorio está rodeado por montañas infranqueables. Sólo hay dos salidas practicables: la primera, la Puerta Negra, es un oscuro portón del tamaño y peso de un pequeño portaviones. La segunda salida es un pasaje estrecho en el que habitan arañas gigantes devorapersonas. La única fuente de alimentación para los centenares de miles de orcos que habitan la región es la carne…de otros orcos. Supongo que no se trata de casos aislados de canibalismo, sino de métodos estándar – la agricultura no es una solución, pues harían falta veintiocho PACs y mucha lluvia (de agua, no de escombros volcánicos) para hacer crecer algo en la planície de Gorgoroth.


Arriba: tierras de cultivo

Continentes enteros han ido a la guerra por mucho menos.

Porque en este mundo todo tiene reglas, una guerra justa requiere una autoridad legítima, una causa justa y una recta intención (Francisco de Asís dixit). Ser el equivalente mordoriano de Jesucristo constituye una fuente de legitimidad más que suficiente. Además, Sauron es el jodido Señor de los Anillos, el tipo que da el nombre a la saga, y el único personaje de Tolkien que aparece en todos sus libros. En cuanto a sus razones, nadie llegó a entenderle, un hecho lamentable. Lo cierto es que Sauron es el chico bueno de la historia. ¿Porqué? Pues porque la historia se llama El Señor de los Anillos, y no Aragorn y la Busca de la Hombría Perdida o Frodo se Va de Marcha. Y punto. El Padrino se llama así porque su prota es un padrino de la mafia. Si no fuese el caso, se llamaría Hay que Acabar con la Família Corleone y habría sido dirigida por Spielberg en vez de Coppola – y en vez de una cabeza de caballo, habría usado una de velociraptor. Los libros del Señor de los Anillos cuentan la noble lucha de Sauron por liberar a su pueblo de la opresión a la que es sometido y que obliga a sus ciudadanos a comerse entre ellos para sobrevivir.

Es de justícia. Mientras unos viven aglutinados en un estado de miseria post-apocalíptica, los otros viven en bonitas ciudades en las que todo el mundo es guapo y bien nacido. Mientras que unos se dedican a hablar todo el día como fueran personajes de Shakespeare y correr tras las doncellas élficas, los otros deben hacer un esfuerzo por morir cuanto antes y así no tener que sobrevivir patéticamente entre montones de basura. Por obligación. Porque a la que intentan salir, les cazan como conejos. Y aunque los orcos tengan la decencia de coger prisioneros de guerra de vez en cuando, los humanos y elfos nunca  harían lo mismo con ellos. Sencillamente los ejecutarían por “feos” y por “malos”. Y por pobres.

Terribles verdades se esconden tras la aparente belleza del mundo de Tolkien. Sustituid “elfos y hombres” por “burgueses” y “orcos” por “proletarios” o “sucia plebe”. Obtendreis una descripción sorprendemente precisa de la sociedad industrial de principios de siglo. Lo cierto es que Tolkien era ferviente católico conservador y anti-comunista declarado. De hecho, manifestó en repetidas ocasiones su apoyo por las ideas franquistas durante la guerra civil, en gran parte debido al anticlericalismo republicano y sus principales pasatiempos, como el que quemar iglesias. También estaba opuesto a la tecnología –iba en bici a todas partes, cual diputado verde – y a la modernidad, hecho que plasmó en su obra, convirtiendo Mordor en una alegoría de la destrucción de los paisajes naturales de la campiña inglesa por culpa de los fuegos y los humos de la industria.

Aunque pueda parecer un poco hippie y Greenpeace-friendly, lo que Tolkien quería en realidad era detener el cambio que se produjo en la vieja sociedad europea y evitar que las massas incultas, iconoclastas e indisciplinadas – también conocidas como “orcos” – salieran de su estado de servidumbre y se liberaran, consumiendo la civilización con su estupidez. Yo también temo la estupidez de mis semejantes, pero de ahí a dar apoyo a los profetas teóricos del decrecimiento hay todo un trecho. A medio camino entre un Amish y un Requeté Carlista, Tolkien debía ser todo un ejemplo de gilipollez anacrónica – pero como se graduó primero de su clase en Oxford, le medio-perdonamos. Además, según los últimos informes los canis y las chonis siguen sin dominar el mundo, por lo que los temores de Tolkien eran infundados. Pero por si acaso, las atalayas de Gondor siguen vigilando el horizonte.


Nos nos pillarán desprevenidos

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo El Desierto Cultural

Una respuesta a “Alguien tenía que decirlo: Sauron tenía razón

  1. Jú Lia

    Mother of God. Quiero más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s