Aviso a los consumidores: puede que estén alimentando la industria de guerra nazi

El otro día una amiga compró un paquete de aspirinas de marca Bayer y me dio la idea para este artículo. Me dan cierta grima los productos de Bayer. Y los de ciertas empresas alemanas que hoy en día fabrican electrodomésticos o coches de lujo. Son grupos malvados. Realmente malvados.

Bayer

Empecemos con nuestro campeón. Bayer es una empresa farmacéutica líder en el mercado, creadora de la ya famosa aspirina y de la aún más famosa heroína, inicialmente vendida como medicamento que, según el folleto, alentaba los actos heroicos. Luego resultó que también te convertía en zombi, y como los zombis no cumplían con los estándares de perfección nazi, y se retiró del mercado. Pero esa no es, ni de lejos, la razón por la cual Bayer figura en ésta lista (a pesar de que, teniendo en cuenta la de vidas que ha desruído con su mierda a lo largo de la historia, podria perfectamente serlo).

Veréis, Bayer también inventó un producto un tanto más polémico, llamado Zyklon B, el gas con el que el Tercer Reich eliminó toda presencia judía dentro de su espacio vital. Los de Bayer no sólo te curan los dolores de cabeza: si se lo pides por favor también asesinan a 6 o 7 millones de personas. Originalmente, el gas era un insecticida, pero algún contable un poco ido de la puta olla descubrió que si cambiaban la etiqueta y lo usaban para matar judíos, se vendía en mayor cantidad. No os espantéis, hay más.

Ciertas farmacéuticas experimentaban con chimpancés, pero a Bayer debió parecerle moralmente reprobable (es que son tan monos…).Así que la diabólica empresa esponsorizó al Doctor Mengele, alias Doktor Muerte, para que experimentara con judíos sujetos humanos e investigara posibles aplicaciones en importantes campos de la medicina, como el de torturar la gente hasta la muerte. Joder.

IBM

Vale, no es exactamente una empresa alemana. Pero teniendo en cuenta que en los 80 se especulaba con que IBM dominaría el mundo a través de sus ordenadores, la compañía tiene indudablemente un fondo malvado. No podía esperarse otra cosa de la predecesora de Microsoft y Google en su afán de controlar nuestras vidas.

IBM tenía una filial alemana. El mundo de los negocios de los años 30 podría ser generosamente calificado de moralmente ambiguo. Algunos de los hombres más ricos de aquellos benditos tiempos, como Rockefeller y Ford, se la tenían jurada a los judíos, latinos, negros, homosexuales y a algunos sub-grupos de orcos y trolls. Por supuesto, no les molestó en absoluto financiar proyectos de mejoramiento racial, en parte porque estaba de moda y porque el dinero convierte a la gente de malas personas. IBM estaba entre ese selecto grupito de empresas estrangeras que gustaban de lamer el culo a Hitler.

En esa época, IBM era especialmente conocida como gestora de bases de datos, que funcionaban con un sistema de tarjetas perforadas que reproducían códigos suficientemente complejos como para seguir el rastro de una gran cantidad de información útil: datos financieros, historiales médicos, judíos…ya véis por dónde van los tiros. IBM “cedió” sus bases de datos a los nazis, que obtuvieron imediatamente una lista con los nombres de los afortunados ganadores del viaje a Polonia. Como la lista de Schindler, pero mucho más larga y en versión binaria. Gracias IBM.

Siemens

Otra empresa mundialmente conocida es Siemens, por sus lavadoras, su electrónica y el AVE Barcelona-Madrid (si el retraso de las obras os pareció indignante, leed lo que viene a continuación). En los años 40, Siemens también fabricaba vagones de tren, pero no tenían ruedas ni ventanas, no se movían y eran de cemento. Y tenías que ser judío para subirte. Y en vez de aire acondicionado, dispensaban gas letal.

Además de fabricar cámaras de gas de serie para sus amos nazis, la gente de Siemens también era responsable de las comunicaciones alemanas, de sus líneas de ferrocarril, de buena parte de sus infraestructuras, fábricas y, básicamente, todo lo que fuera vital para el esfuerzo de guerra. Y cómo el precio de la tierra estaba por las nubes, deslocalizaron sus negocios a Europa del este, concretamente a los bucólicos pueblecitos de Auscwitz y Treblinka.Y en vez de empleados asalariados, usaron esclavos voluntarios de los países conquistados.

Pero esperad, porque lo más fuerte viene ahora: hace unos pocos años, Siemens intentó patentar el nombre “Zyklon” para usarlo en el marco de una campaña de marketing para una serie de productos…incluyendo hornos de gas.

Hay más, como por ejemplo los uniformes de la SS, diseñados por Hugo Boss, o las entrañables primeras versiones de la Volkswagen Beattle, fabricadas por trabajadores forzados en alguna oscura factoría de Stuttgart, Alemania. Pero lo vamos a dejar aquí, os dejo, necesito urgentemente un abrazo y un poco de cariño.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo El Mundo Tal Como Va

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s